La canción de las 12:15. En el día del padre, un regalazo para padres, madres y demás familia. “Father and son”, con varios de los ídolos de mi inconclusa adolescencia. No paro de llorar, señores. Esto es así. Knopfler, O`Flynn, Donald Lunny, todos juntos en un revuelto irrepetible. Lloren conmigo por la belleza inmensa. Que nada ni nadie nos impida la emoción desbordante.

Anuncios