20 de agosto. Pablo Wilson

La canción de las 17:40. Voy a innovar. Como es más fácil escribirlo que hacerlo, ya lo hecho; por si acaso luego me arrepiento. Hoy compartiré ¡dos! canciones. Son del mismo tipo, entendiendo tipo por chaval, no por clase o condición. Porque, efectivamente, son bien distintas. Nadie conocía a Pablo Wilson antes del confinamiento. Ahora, tampoco os creáis que mucha gente, pero para eso estoy yo. De Badajoz y residente en Madrid, os comparto su última, y doble, creación. Una, por curiosísima: La niña rarita de Stranger Things, en honor a la fantástica serie.

Otra, por buena, por su estupendo título, La nueva barbaridad, y porque no sabía yo que los milenials tenían también a su propio Nacho Vegas.

Hasta aquí, mi aportación al terreno de la innovación. De ciencia ya hablamos otro día.

Deja un comentario