11 de febrero. Palo Alto

La canción de las 14:43. Una vez pasé al lado de un letrero que ponía Palo Alto. Conducía camino del Big Sur californiano, un lugar mitad épico, mitad romántico. Diría que al ver la desviación noté sabiduría y talento cibernético, pero mentiría. Allí mueven su mundo jóvenes sobradamente preparados. Aquel no era país para viejos, como tampoco lo es esta web para últimos modelos tecnológicos. El Palo Alto que más me interesa esta mañana lo componen cuatro sevillanos que hacen muy buena música en inglés, quizá con cierto tono californiano.

Deja un comentario